Archivo de octubre de 2012

Finca Sansui (Zaragoza)

En esta ocasión nos acercamos a una celebración en la Finca Sansui: el jardín del agua en Zaragoza. Celebraban María y Nacho su boda y fuimos invitados a este lugar tan original. Era la primera vez que íbamos pero ya nos habían comentado que el restaurante era de los mismos dueños que el Cachirulo, así que el éxito estaba garantizado de antemano. Dicho y hecho. La celebración fue todo un éxito y la comida para chuparse los dedos.

Destacar entre los aperitivos el jamón, el chupachups de foie, el rostbeef de ternera, el bacalao y las espinacas. Buf. Se me saltan lagrimones de solo recordarlo. Y cuando ya estamos llenos (hinchaos estamos siempre, pero bueno) nos metieron al salón y allí, pedazo langosta, sorbete tremendo y el solomillo tierno como él solo. Calla, calla. Y para reventar, un postre muy original de milhojas y helado.

Mucho nivel en todos los sentidos. Recomiendo que nos inviten a más bodas

Para llegar al restaurante podéis ver el siguiente plano para no perderse.

Los entrantes fueron:

  • Tosta de boquerón relleno de verduras y caviar
  • Tosta de queso con chutney de membrillo y crujiente de bacon
  • Jamón ibérico D.O. cortado en presencia de los invitados (de algunos invitados)
  • Roast beef de ternera Pirinea con alcachofa confitada y salsa tártara
  • Chupa-chups de foie con manzana caramelizada
  • Rollito de salmón y gulas
  • Gazpacho emulsionado
  • Taburete de patata y pulpo “a feira”
  • Croquetas caseras de trufa y gallina
  • Dadito de bacalao con alioli de azafrán
  • Bolitas de espinacas y piñones
  • Cigalitas en pasta brick
  • Tosta de chipirón con ajoarriero de centolla

El menú

  • Langosta aromatizada a la salsa de mil islas en mújol de caviar
  • Sorbete de manzana ácida
  • Cúpula de solomillo de ternera lechal del Pirineo aragonés con foie fresco de pato y ajetes en vinagreta de frutos secos
  • Milhojas de mariposa, helado de yogurt y arándanos sobre teja crujiente
  • Café y licores varios

 

Audio:



Tío asturiano de recital

Fotos:

Zaragoza | Sansui | Iglesia boda
Interior de la Iglesia

Zaragoza | Sansui | Iglesia boda
Foto con novios, suegros, etc

Zaragoza | Sansui | Orquesta
Orquesta

Zaragoza | Sansui | Pulpo
Pincho de pulpo

Zaragoza | Sansui | Pan con tomate
Pan con tomate

Zaragoza | Sansui | Agapé
Cóctel

Zaragoza | Sansui | Langosta
Langostaca

Zaragoza | Sansui | Solomillo
Solomillo

Zaragoza | Sansui | Sorbete de manzana
Sorbete de manzana

Zaragoza | Sansui | Invitados boda
Interior

Zaragoza | Sansui | Liguero
Liga que te liga

Zaragoza | Sansui | Postre
Postre
Zaragoza | Sansui | Rakelas
Rakelas con sus padres

Zaragoza | Sansui | Zapatillas
Kit de supervivencia

Puntuaciones
Calidadwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Serviciowww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Overallwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com

Mapa:



Ver mapa más grande

Me gusta(0)No me gusta(0)

El Flan de la Tía Basi

No vamos a hablar de un restaurante. La tía Basi se convierte hoy en la protagonista. A veces la tía Basi viene a comer a casa de los suegros y cuando lo hace, no trae unos pasteles clásicos como trenzas o bocaditos de nata, tampoco trae vino Rioja ni Riberio. Ella siempre viene con un flan debajo del brazo, el flan, el flan de la tía Basi.

Cuando acabamos la comida, que suele ser un picoteo (con el que ya te quedas saciado), un primero, un segundo, algo de postre y algún dulce. Es entonces cuando sale a la mesa el flan de la tía Basi. Los comensales, que normalmente suelen tener opiniones dispares, tienen una sola voz: ¿Has probado el flan de la tia Basi? Todo son piropos a la autora del flan. Ella toma la palabra para bajar el tono de la conversación y es curioso, como la tia Basi, intenta desviar la atención y pone el énfasis en el método de elaboración: “Es que es un flan hecho al baño María”. La tía Basilisa tiene 92 años y lleva 60 años haciendo el mismo flan.

Siempre que como este flan acabo pensando lo mismo: todo experto en marketing de cualquier multinacional sacaría provecho de este acontecimiento. Es tan sencillo como conseguir este sabor, esta textura y este olor, y hacer cantidades industriales para crear la marca “el flan de la tía Basi”. Así de fácil y así de simple. Nos lo quitarían de las manos.

Ciertamente nunca comí un flan similar.

Fotos:


DSC02401
Tía Basi

Rakel and company
Tía Basi y familia

Flan tía Basi
Flan de la tía Basi

Flan tía Basi
Tremendo documento informativo

Flan tía Basi
Flan (vista cenital)

Flan tía Basi
Mas flan

Flan tía Basi
Esta foto es del flan

Flan tía Basi
Y otra

Flan tía Basi
Mas

Puntuaciones
Calidadwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Overallwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com

Me gusta(0)No me gusta(0)

La Papa Arrugá (Zaragoza)

Agradecer esta colaboración de Sofía Arguis que publicamos en un día tan señalado. Feliz día del Pilar a todos

Invitaba la tía Susana. Esa era la condición si queríamos cenar de picoteo en “La Papa Arrugá”. Y nosotros como somos unos bien mandados desde chiquiticos, pues nada, a disfrutar del ágape sin remordimientos monetarios, que no es poco.

La Papá Arrugá es una Taberna que tiene dos locales: uno en la calle Bretón y otro en la calle Bruno Solano. A éste último es al que fuimos, ya que nos caía cerca de casa donde estaba alojada la Tía Susana.

Esta calle, Bruno Solano, me encanta. Me gusta porque es tranquila, no pasan muchos coches, y no sé, hay un ambiente muy agradable. En esta misma calle, junto a esta taberna, hay otras que no hay que dejar de visitar como El Peirón de la Manduca, El Mar Azul, El Candil… Una zona a tener en cuenta, gastronómicamente hablando.

El nombre, como habréis acertado, es la especialidad de la casa: las papas arrugás, y es obligado, ya que vas, pedirse esta ración. Sólo puedo decir que no están buenas, ¡lo siguiente!

Esa noche empezamos con una pareja de langostinos con gabardina (tiernísimos). Pasamos a una ensalada de ventresca, tomate, pimiento rojo, aceitunas y guindilla (muy fresca y rica), la ración de papas (un poco picanticas y sabrosas; el unto es de antología) y finalmente un variado de verdura a la plancha (la alcachofa está increíble, la cortan finita, finita y frita, ¡y te deja un sabor…!).

Sobre el precio, pues según me dijeron este sitio suele ser un pelín caro, pero creo que la relación calidad-precio merece bastante la pena.

Un sitio más al que no hay que dejar de ir si uno quiere darse el gusto de picotear sabrosamente.

Fotos:


Zaragoza | La Papa Arrugá | Langostino
Una de la pareja de langostinos

Zaragoza | La Papa Arrugá | Ensalada
Ensalada a punto de ser mancillada

Zaragoza | La Papa Arrugá | Papa arrugá
Papas arrugás con su mojo picón

Zaragoza | La Papa Arrugá | Salteado de verduras
Salteado de verduras (lo del fondo son las alcachofas


Puntuaciones
Calidadwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Preciowww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Serviciowww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Overallwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com

Mapa:



Ver mapa más grande

Me gusta(0)No me gusta(0)

El Fogón de Jesusón (Burgos)

Agradecer de nuevo a Rafael Ibáñez esta colaboración. Mil gracias.

Como ya saben los buenos gourmets, en algunas ocasiones podemos encontrar cocinas encomiables en los lugares más insospechados. En los bajos del estadio de El Plantío, hogar del Burgos Club de Fútbol y posiblemente el mejor estadio de la 3ª División futbolística española (en fin…), frente al coso taurino de la ciudad, se encuentra El Fogón de Jesusón. Su fama parecía confirmarse todas las veces que hemos intentado sin éxito comer allí, al no haber reservado mesa con suficiente antelación. Pero es que, si de las apariencias nos fiamos, no cabría esperar encontrarse en los platos lo que al fin hemos podido degustar este verano.

El aspecto de la barra situada a la entrada —que siempre encontramos atestada de parroquianos— no anuncia con exactitud lo que puede degustarse en el diminuto comedor, situado en la planta superior del local, decorado con suma simplicidad, con el aire casero del mantel de cuadros, quedando a la vista la caldera del gas y la salida de humos… Aquella noche hacía un calor inusual y, con cierta falta de previsión, no habían puesto en marcha el aire acondicionado, de modo que tuvimos que conformarnos con el escaso —nulo, diría, para ser más exacto— aire que entraba por la única ventana abierta de par en par. Afortunadamente, la amabilidad del servicio alivió la sensación térmica con un pequeño aperitivo en forma de suave salmorejo cordobés decorado con una B — “de Burgos”, según nos aclaró el camarero— escrita con aceite de perejil.

Con un tinto Rioja Crianza 2008 de la bodega Cune regamos nuestro paladar mientras degustamos los platos solicitados. Como entrante compartimos un hermoso revuelto de mar y monte, con boletus, langostinos y foie (y huevos, claro), acompañado con las ya habituales pequeñas tostadas con pasas. El solomillo de toro de lidia con el que me regalé —relleno de queso de cabra al pimentón, aderezado con salsa de azafrán y envuelto en una fina loncha de panceta (beicon, que dicen los finolis) — no se lo saltaba un gitano, tierno y sabroso como estaba; si acaso, un punto hecho de más en un extremo, pero en todo caso jugoso y delicado. Mi acompañante se decantó por un bacalao en crocanti de almendra con ensalada de lombarda y sorbete de mandarina que, según su opinión —respetable como la que más— no desmerecía en absoluto el rabo de mi plato. Y doy fe de que resultaba muy apetitoso.

Para aligerar la digestión nocturna de tan tremendos platos, nada mejor que unos buenos postres. La cúpula de chocolates –que tal era su denominación en la carta- era una suerte de tremendo bombón de tres chocolates emergiendo de una sopa de chocolate blanco y yogur. El cubo de mandarina con toffe, por su parte, resultó claramente más ligero, aunque su textura gomosa —acaso conseguida a base de jugar con la pectina natural del cítrico, pero muy posiblemente lograda con gelificante en abundancia— provocase una inicial prevención. Cubierto el principal con finas laminillas dulces —manteca de cacao o similar—, la decoración a base de sirope de toffe se completaba con un par de cortes de carambola y una baya de alquequenje o espina del cabo que además aportaban un delicioso contraste agridulce.

Por esta comanda, completada por dos cafés solos con hielo —para refrescar—, nos soplaron 77 eurazos como 77 soles (al cambio, 38,5 € por estómago). Insisto: la apariencia del local puede hacer que el precio sea algo desmesurado, pero los componentes del menú terminan haciéndolo adecuado. Eso sí: a mediodía ofrece un menú del día más económico (15 €). Se abonó con gusto el importe y salimos de El Fogón de Jesusón bien satisfechos a disfrutar de la noche mientras paseamos por la ribera del río (fondo musical apropiado para un discreto y cinematográfico fundido en negro).

En definitiva: un reducido local un tanto destartalado que inesperadamente sorprende con una magnífica cocina de autor (vieiras a la plancha con vinagreta de trufas, carrillera confitada a baja temperatura, taco de bacalao con callitos de lechazo, lomo de buey con sorbete de queso de Idiazábal…) -para nada minimalista, dicho sea de paso-, aunque en algunas referencias se menciona como comida casera. Y durante el curso ofrece de manera permanente cocina japonesa dos veces por semana: caja de bento los miércoles (para consumir en el propio restaurante) y menú los jueves. Eso sí: os recuerdo que conviene reservar.

Fotos:

Burgos | El Fogón de Jesusón | Salmorejo
Chupitos de salmorejo cordobés

Burgos | El Fogón de Jesusón | Vino
Cuneste vino cenamos

Burgos | El Fogón de Jesusón | Revuelto
Revuelto de mar y monte

Burgos | El Fogón de Jesusón | Bacalao
Crocanti de bacalao con su ensalada

Burgos | El Fogón de Jesusón | Solomillo
Solomillo de toro de lidia

Burgos | El Fogón de Jesusón | Cúpula de chocolates
Cúpula de chocolates

Burgos | El Fogón de Jesusón | Cubo de mandarina con toffe
Cubo de mandarina con toffe

Burgos | El Fogón de Jesusón | Hielo
Hielo para los cafés

Burgos | El Fogón de Jesusón | Comedor
Vista casi completa del comedor

Burgos | El Fogón de Jesusón | Escalera
Toque decorativo sobre la escalera

Burgos | El Fogón de Jesusón | Ticket
La cuenta, para el que lo cuenta

Puntuaciones
Calidadwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Preciowww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Serviciowww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Overallwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com

Mapa:



Ver mapa más grande

Me gusta(1)No me gusta(0)
Realidad aumentada
Layar
Twitter
Síguenos en Facebook
Google Plus