Archivo de la categoría ‘Comunidad de Madrid’

Biblioteca Nacional de España (Madrid)

Hace un tiempo que me ronda por la cabeza buscar bibliotecas donde se pueda comer (en plan serio, no a escondidas en la sala de lectura o de cualquier manera), pero nunca pensé que la primera vez iba a ser en la mismísima Biblioteca Nacional. Pero el destino es caprichoso y cuando se trata de comer hay que celebrar lo que ha sido escrito para nosotros.

En realidad no fui allí a comer. O no solo a comer. El motivo de mi presencia en tan magna institución fue la invitación que me hicieron llegar para participar en una jornada de trabajo junto a varios profesionales de la propia Biblioteca Nacional y otros que, al igual que yo, no trabajamos allí pero podemos aportar opiniones válidas sobre algunos temas (o eso creían en la BN, espero que después de estar no hayan cambiado de opinión ;-). Presidiendo, la directora: Glòria Pérez Salmerón.

Al llegar nos recibieron con un café y unas pastas de bienvenida. Yo que había salido de casa a las 5 de la mañana porque la reunión empezaba a las 10, agradecí el detalle. El resto de café y pastas quedó a disposición de quien quisiera y empezamos la reunión de trabajo (bueno, ya sabéis que comer es también un trabajo para mi, pero oficialmente digo). No os voy a aburrir con el contenido de la reunión, no porque sea aburrido sino porque a este blog venimos a lo de las comidas. De lo otro ya hablaré en mi blog persofesional un día de estos.

A las 2 (14 hora española) estaba fijado un cambio de escenario para finalizar la reunión terminando de discutir lo que hubiera que terminar de discutir con un plato delante. Así que subimos hasta el cielo de la biblioteca (es lo que tiene Madrid con el cielo, ya sabéis) dispuestos a darlo todo.

De entrada y todavía sin sentarnos, nos ofrecieron un pequeño aperitivo a modo de calentamiento: jamón, lomo, almendras y queso. Para beber vino tinto o lo que uno quisiera. Los niños pedimos una Coca Cola, aunque yo quise también probar el vino. Ya en la mesa la comida fue ligera, lo cual por cierto agradecí porque de vez en cuando es adecuado saltarse la dieta: de primero verdura asada (muy sabrosa), de segundo pescado (estaba rebueno, aunque las patatas algo frías) y como postre un delicioso plato de naranja con kiwi (todo azucarado). Todo lo anterior regado con agua, vino blanco y una copa de cava.

En resumen, día productivo y nutritivo. Por cierto que antes he dicho que subimos al cielo pero no he especificado y creo que merece la pena: donde comimos es la parte interior del fresco de la biblioteca (pero no hay queja, ya que dentro se estaba calentito).

Muchas gracias a la Biblioteca Nacional por la invitación. Simplemente estar allí ya es un honor, pero si además sales comido ni te cuento.

Fotos:

Madrid | Biblioteca Nacional de España | Desayuno
Mesa desayuno

Madrid | Biblioteca Nacional de España | Mesa de trabajo
Mesa de reunión

Madrid | Biblioteca Nacional de España | Mesa
Mesa de comidas

Madrid | Biblioteca Nacional de España | Aperitivo
Mesa de aperitivo

Madrid | Biblioteca Nacional de España | Aperitivo
Aperitivo

Madrid | Biblioteca Nacional de España |
Cubierto y pan

Madrid | Biblioteca Nacional de España | Agua y vino, sin mezclar
Riegue

Madrid | Biblioteca Nacional de España | Verdura
Verdura

Madrid | Biblioteca Nacional de España | Merluza
Pescado

Madrid | Biblioteca Nacional de España | Javier Leiva y Glòria Pérez Salmerón
Presentando el pescado con la aprobación de la directora (foto de Julián Marquina)

Madrid | Biblioteca Nacional de España | Naranja y kiwi
Fruta

Puntuaciones
Calidadwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Serviciowww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Overallwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com

Mapa:


Ver mapa más grande

Me gusta(0)No me gusta(0)

Casa Carola (Madrid)

Cocido madrileño en Casa Carola (Madrid). En esta ocasión os presentamos la colaboración de Chus Gimeno (@chusigoza)

Un grupo de amigos aprovechamos el “Acueducto de la Inmaculada-Constitución” para hacer turismo lúdico-gastronómico-cultural por tierras castellanas. Establecimos nuestra base de operaciones en un apartamento del barrio de Las Letras de Madrid, próximo al Museo Thyssen, al Museo del Prado (cultural)… y a varios bares de tapeo y copeo (lúdico-gastronómico). Por cierto, aprovecho para contar que no es cierto que la gente desaparece de Madrid cuando hay puente, porque la capital del reino estaba hasta los topes, y no sólo de políticos celebradores del aniversario de la Carta Magna.

El último día de nuestra estancia, tras zampar cochinillo en Segovia, mazapanes en Toledo y otras delicias que dejan la dieta Dukan para el arrastre, rematamos la faena comiendo un cocido madrileño en Casa Carola, ubicado en la calle Padilla, n. 54, del barrio de Salamanca. Los nativos deseaban llevarnos a La Bola, pero fue imposible hacer la reserva, así que nos decidimos por Casa Carola, y la experiencia fue inolvidable.
En su web cuentan que “…su oferta de comedor a mediodía es el Cocido madrileño de tres vuelcos que, con aperitivo, pan, postre, café y chupito de licor, conforma un menú único con precio cerrado…”. El precio firme, cerrado y ajustado es de 29 euros por cabeza.

Cuando llegamos puntualmente a la cita encontramos la mesa dispuesta para 8 comensales en un buen lugar del comedor, que contaba con unas 10 ó 12 mesas más, repletas de personal. Los baberos, que todos nos pusimos como mandan los cánones, nos esperaban limpios y escoscados, además de una “jarra con agua del Canal de Isabel II y hielo de la misma procedencia”, un recipiente con salsa de tomate natural con cominos y orégano y un platillo con cebolletas y langostinos de Ybarra (guindillas, vaya), para los amantes de las actividades gastronómicas de riesgo.

Arrancamos con el aperitivo, consistente en una copa de cava y una croqueta de carne de cocido que estaba exquisita (la croqueta). Llegó la sopa, en su olla de barro, en cantidad suficiente para repetir (algunos hasta tres veces). Potente y sabrosa, no diré más… ni menos. Casi sin descanso, salieron de la cocina las bandejas con los garbanzos, las verduras y la carne. Como se aprecia en la foto, un cocido simplemente espectacular. A decir de algún purista (no fumador de puros, sino madrileño catador de cocido de toda la vida), pocos garbanzos (1 bandeja) para tanta boca, pero las dos bandejas de verduras (zanahorias, patatas, repollo, puerros) y las dos de carne (gallina, morcillo de ternera, chorizo, codillo de jamón, huesos de caña, tocino, morcilla casera) bastaban y sobraban para dejar satisfechos los agradecidos estómagos. Aún así, se puede repetir cuantas veces se quiera (y se pueda) de cualquiera de las viandas, según dicen en su carta. El aceite de oliva virgen para aliñar la cosa era delicioso, lo menos de Jaén y recogido por sus aceituneros altivos. Llegamos a los postres sin hambre, pero dimos buena cuenta de ellos. Repostería y helados artesanos es el postre incluido en el menú, aunque pedimos leche frita fuera de él y tuvieron el detalle de ofrecernos un trozo a cada uno.

El café, las infusiones y el chupito de licor están incluidos en el precio. En suma, excelente comida, buen servicio, agradable ambiente y, me atrevo a añadir, una web que informa con mucha precisión de lo que vas a encontrar cuando visites el local. Muy recomendable.

Fotos:


Madrid | Casa Carola | La mesa nos da la bienvenida
La mesa nos da la bienvenida

Madrid | Casa Carola | Croquetas, cava y baberos
Croquetas, cava y baberos

Madrid | Casa Carola | Pucherazo (de sopa)
Pucherazo (de sopa)

Madrid | Casa Carola | Bandejas de viandas
Bandeja de viandas

Madrid | Casa Carola | Postres
Postres

Madrid | Casa Carola | La cuenta (que nos trae)
Ticket

Madrid | Casa Carola | Imprescindible la visita...
Imprescindible la visita…

Puntuaciones
Calidadwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Preciowww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Serviciowww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Overallwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com


Mapa:


Ver mapa más grande

Me gusta(0)No me gusta(0)

Cafetería Martinica (Móstoles, Madrid)

En esta ocasión os ofrecemos el Restaurante-Cafetería Martinica, una colaboración de Ana Sanz (@anikasanz) que amablemente nos ha presentado de su viaje a la capital. Gracias Ana

Mi trabajo consiste en atender un salón de juegos, ruleta, tragaperras, máquinas de lucecitas y colores que intentan captar la atención de los clientes. Pues bien, el jefe me comentó que tenía que viajar a Madrid a un curso de reciclaje con el objeto de aprender cómo funciona el tema de las apuestas (que en breve vamos a ofrecer en nuestro Salón). Adaptarse o morir.

Dos días antes de marchar, me pasé por casa de mi hermano para que me diera algunas clases, pues está metido en Bwin y Puddy-power (o algo así), pero es un follón. Sobre todo lo del tenis (15, 30, 40, juego: pero que manera es esa de contar, coño ya).

Así que marchamos a Madrid, una joven de un salón de Teruel y yo (de Zaragoza). Estuvimos aprendiendo en una sala de Madrid y luego para hacer las prácticas nos llevaron a otra de Móstoles. Y llegó la hora de comer, así que a pesar de que el jefe pagaba hotel, viajes, comidas y cenas, nos metimos en El Restaurante-Cafetería Martinica que está ubicado en Paseo de Goya nº5 de Móstoles.

En buena hora. Madremia. Ya podéis ver las fotos. Al principio yo pedí un bocadillo de tortilla de patata y mi compañera un plato combinado de lomo, patatas y ensalada. El camarero no apuntó nada y así fue. Trajo un bocadillo de tortilla de pimientos y un planto combinado con huevos fritos… Un desastre. No dio una.

Se llevó las dos comidas y como no le quedaba tortilla de patata, pedí otro plato combinado de pechugas, patatas y ensalada. La verdad es que la pechuga era «supergorda». En cuanto al pan nos pusieron un «churrusco de a palmo» sin cortar siquiera.

De beber tomamos una coca-cola y un agua mineral. Todo ello por 11,50€ (entre las dos). En fin, no digo más, que ya lo he dicho todo…

Fotos:


Móstoles | Martinica | Menú
Menú 

Móstoles | Martinica | Plato combinado
Plato combinado

Móstoles | Martinica | Plato combinado
Otro plato combinado

Móstoles | Martinica | Interior
Interior de la cafetería

Móstoles | Martinica | Ticket
Ticket


 

Puntuaciones
Calidadwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Preciowww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Serviciowww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Overallwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com

Mapa:



Ver mapa más grande

 

Me gusta(0)No me gusta(0)
Realidad aumentada
Layar
Archivo