Cervecería El Morito (Burgos)

Presentamos la Cervecería Morito gracias a la colaboración de Rafael Ibáñez Hernández (@rafaeliba) que amablemente nos ha proporcionado. Gracias 1000

Quizá no tenga tanto renombre como el Tubo de Zaragoza, el Húmedo de León, la calle del Franco en Santiago de Compostela, el entorno de Cimadevilla en Gijón o el barrio de Santa Cruz en Sevilla, pero lo cierto es que Burgos también cuenta con su zona de tapeo tradicional. Es verdad que locales de tapas pueden encontrarse en diferentes lugares de esta ciudad (en las cercanías de la Casa del Cordón, subiendo hacia la iglesia de San Gil, la calle de San Lorenzo…), pero no hay duda que para conocer el tapeo burgalés es necesario recorrerse la Senda de los Elefantes, ruta tradicional que comunica la Plaza Mayor con la Catedral a través de las calles Sombrerería y Diego Porcelos. Y es en el punto de confluencia de ambas rúas donde se encuentra uno de los templos del tapeo burgalés: Mesón o Cervecería Morito.

Tan poco correcto nombre tiene su origen en un curioso reloj que marca las horas desde el chaflán del Teatro Principal en el arranque del paseo del Espolón, antaño lugar de citas amistosas o de mayor calado. Lógicamente, el mencionado reloj es motivo reiterado en la decoración del local, un sobrio mesón con recio mobiliario de madera. La carta, repleta de raciones, tostas, ensaladas, revueltos… capaz de satisfacer el paladar más caprichoso, sería suficiente para justificar que se encuentre habitualmente repleto de lugareños y turistas. Pero, por si esto fuera poco, a la propuesta gastronómica se suma la sabrosa elaboración, la amabilidad del servicio y lo ajustado de los precios.

Aunque es posible cenar en la propia barra, el sábado optamos por subir al comedor habilitado en la planta superior. Tuvimos suerte y apenas esperamos unos veinte minutos (no admiten reservas) para que nos acoplasen a los tres que formábamos el pequeño grupo familiar en una mesa. Nada que objetar al respecto: al fin y al cabo, es práctica habitual de cervecerías y mesones por otros lares y forma parte del encanto del lugar. Por si fuera necesario abrir el apetito (que no lo era), comenzamos con una ración de patatas bravas, crujientes y con una combinación de salsas (brava y alioli) muy ajustada, como siempre. La ensalada templada Gloria, compuesta por variadas hojas, calabacín, zanahoria, bonito, tomate, cebolla y abundantes virutas de jamón sobre una cama de patatas confitadas y coronado por un puñado de gulas, tenía un equilibrio de sabores y texturas que para nada desdecía lo atractivo de su prieta presentación. Compartimos también un buen plato de calamares de tierra, que no son sino finísimos aros de cebolla rebozados, bien escurridos y absolutamente sabrosos. A la tradicional alpargata, una deliciosa rebanada untada con su ajo y su tomate y cubierta con jamón serrano debidamente rociado con aceite de oliva, se sumó un cabreao, tosta de sabor local con un par de huevos fritos acompañados por otro de rodajas de morcilla de la tierra, unas tiras de pimiento del piquillo y abundantes patatas fritas, todo un manjar que pese a su sencillez colma las exigencias más exquisitas. Cerraban la comanda las bebidas que regaron esta colación, un refresco (sí, ese mismo) y una jarra de sangría artesanal, refrescante, no muy cargada de vino y con suficientes trozos de fruta. Por todo esto hubo que pagar 35,00 euros de vellón (lo que al cambio significa 35,00 € redondos) en metálico, pues no aceptan tarjetas bancarias; pero, sinceramente, esta omisión no afecta en absoluto a su clientela, ya sea fiel u ocasional, con toda justicia entregada a las propuestas de El morito. Por cierto, que el precio de la carta en el comedor es el mismo que en la barra; el único incremento es el del servicio, apenas 0,20 € por comensal.

Como suele ser habitual, el servicio de los diferentes platos fue bastante rápido, algo llamativo dado lo repleto del local. Si acaso, un poco amontonados porque llegaron todos casi a un tiempo a la mesa. Pero lo cierto es que el ritmo de trabajo de la pequeña cocina (parcialmente visible desde la barra) no sería posible de otra forma y, tratándose platos para compartir, no es tampoco un inconveniente de mucho calado. Y aunque la vajilla empleada presenta algunas concesiones al diseño contemporáneo, no es excesivamente exagerada ni disfraza el tamaño de las raciones, que yo diría son más que suficientes.

Un pequeño festín como éste con el que nos regalamos explica por qué Higinio (que así se llama el artífice de este templo culinario) ha sabido granjearse una merecida fama. Y es que a las tentaciones habitualmente reconocidas que Burgos ofrece para disfrutar (ya sean la sempiterna Catedral, el novedoso Museo de la Evolución Humana u otro de sus conocidos atractivos) debe incluirse fuera de toda duda El morito, una cervecería cuya visita invita a repetir.

Fotos:


Burgos | El Morito | Interior
Interior del local

Burgos | El Morito | Calamares de tierra
Calamares de tierra

Burgos | El Morito | Cabreao
Cabreao

Burgos | El Morito | Alpargata
Alpargata

Burgos | El Morito | Gloria de ensalada
Gloria de ensalada

Burgos | El Morito | Papas bravas
Ración de patatas bravas (la foto no les hace justicia)

Burgos | El Morito | Carta
Carta

Burgos | El Morito | Ticket
Ticket

Puntuaciones
Calidadwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Preciowww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Serviciowww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Overallwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com

Mapa:



View Larger Map

Post By Colaboraciones (87 Posts)

Connect

Me gusta(1)No me gusta(1)

7 comentarios para “Cervecería El Morito (Burgos)”

  • Javier Leiva:

    Gran colaboración. Muchas gracias

    Me gusta(0)No me gusta(1)
  • Jordi:

    Magnífico lugar. Probamos una tempura de verduras, anchoas y bonito impresionante, bueno y la morcilla .. No se queman ni con el precio de la bebida: un vino joven de Ribera de Duero por unos 5€

    Me gusta(0)No me gusta(0)
  • Pablo.:

    Ire a Burgos a este sitio,buen lugar,pero no te olvides de las zonas de tapas en Murcia,para quitarse el sombrero,las tascas son de una calidad fuera de lugar,en el barrio de la universidad,EN MURCIA LAS JARRAS,L PARRANDA ETC,ETC...,,,EL BARRIO DE SANTA CRUZ,NI CHICHA NI LIMONA,si quieres un buen lugar en Sevilla debes irte a TRIANA,el oliva,,,de vicio,,,pero esta bien saber de zonas y lugares,,,,.

    Me gusta(0)No me gusta(1)
  • Carlos Sanz Paricio:

    Gracias Pablo por tu aportación.

    Saludos cordiales
    Carlos Sanz

    Me gusta(0)No me gusta(0)
  • [...] la taberna Patillas , templo del metadato para la memoria local burgalesa; la cervecería El Morito, templo gastronómico del tapeo; y la coctelería Beluga, albo templo del gin [...]

    Me gusta(0)No me gusta(0)
  • martine van meensel:

    Buenos dias, somos passados por en casa de usted en marzo y hemos ido conquistados por vuestros tapas. Estoy ocupada de escribir en lbro de recetas en respuesta a nuestro viaje de 5 meses y cuento citarle. Podria enviarme una receta original (entrada, plato postre)que anadria a su pagina? Suyo afectissimo. Martine

    Me gusta(0)No me gusta(0)
  • [...] obligada: la taberna Patillas , templo del metadato para la memoria local burgalesa; la cervecería El Morito, templo gastronómico del tapeo; y la coctelería Beluga, albo templo del gin tónic que se ganó a [...]

    Me gusta(0)No me gusta(1)

Deja un comentario

Realidad aumentada
Layar
Archivo