Entradas con la etiqueta ‘20 a 29.99€’

Museo del Vino (Morales de Toro, Zamora)

Agradecemos la reseña a Rafael Ibáñez, el colaborador de Mover el Bigote que más asusta

Hace ya tiempo que debía haber redactado esta crónica pero ¿qué queréis que os diga? Cada vez que me disponía a escribir, un frío helador inundaba la estancia mientras los misteriosos sones de un órgano inexistente se adueñaban de mis oídos. Temía despertar fantasmas, abrir el apetito de monstruos y atraer a otras criaturas del Averno capaces de preparar suculentos guisos con mis carnes. Hasta que hoy, al fin, acaso animado con el valor de una copa de vino, he logrado poner negro sobre blanco lo que recuerdo de aquella noche.

Porque en esta ocasión la crónica va de La noche del último brindis, una cata entre tinieblas organizada por el Museo del Vino que la bodega Pagos del Rey tiene en Morales de Toro, junto a la carretera N-122. Se trataba de pasar una terrorífica Noche de Difuntos —jálogüin dicen algunos, aunque realmente sean cosas diferentes— en las instalaciones del museo, con algo que echarse al coleto. Así que para Toro que nos fuimos, ciudad en la que nos alojamos y que visitamos al día siguiente. Es un verdadero museo de arte medieval, con sus iglesias mozárabes, su colegiata y su convento del Sancti Spiritus —con su correspondiente obrador—, aunque no estaría de más que se esforzasen por remozar esa imagen desaliñada que ofrecen sus descuidadas calles, plagadas de ruinas…

El caso es que llegamos al museo cuando ya la luna señoreaba el oscuro cielo. Integrados en un reducido grupo dispuesto a experimentar, recorrimos los jardines y estancias de sus instalaciones, hábilmente ambientadas para provocar siquiera inquietud en nuestro espíritu mientras los guías narraban terroríficas leyendas sobre la comarca de Toro y el vino, sólo interrumpidos por algunos sobresaltos inesperados: una mano emergiendo de una tumba, un cadáver desplomándose a nuestros pies, desgarradores gritos y carcajadas profundas… Sólo una de las integrantes del grupo no pudo completar la visita pues, habiéndose comido la castaña que nos entregaron para pagar al cancerbero del Tártaro, debióse quedar condenada a trabajar como tonelera lo que resta de eternidad…

A continuación llegó la parte enogastronómica —y más divertida, si cabe— de la visita, que comenzó con un microcurso acelerado de maridaje. Tras unas breves nociones dictadas por el ilustrado cadáver de un sumiller, nos sirvieron en cinco copas diferentes otros tantos vinos tintos, con el propósito de que averiguásemos en cual estaba cada uno:

  • Reserva 2008 100% Tempranillo “Castillo Albai” D. O. Rioja
  • Crianza 2009 100% Tempranillo “Altos de Tamarón” D. O. Ribera del Duero
  • Roble 2010 100% Tinta de Toro “La Meda” D. O. Toro
  • Roble 2011 100% Tempranillo “Altos de Tamarón D. O. Ribera del Duero
  • Joven 2013 100% Tinta de Toro “La Meda” D. O. Toro

Superada la prueba —lo que en algún caso costó lo suyo— llegó, al fin, el condumio. Sirvieron en primer lugar huevos de araña de la bodega, que resultaron ser huevos —de gallina, de los siempre— rellenos con bonito y mayonesa, decorados apropiadamente con aceituna negra. Más creciditos resultaron los murciélagos de queso, elaborados con pasta de dicho manjar envuelta en una cobertura dulce y un par de snacks sobre un lecho de patatas paja. El sarcófago de codorniz escabechada, sobre el que había una sonrosada gominola a modo de máscara funeraria, estaba elaborado con pasta brick, pese a lo cual —y a los restos de tierra, que afortunadamente era de Oreo— estaba muy sabroso. La momia de salchicha, servida con salsas variadas —ya sabéis: mayonesa, mostaza, kétchup y barbacoa—, fue acaso lo menos sorprendente, aunque el trabajo de envolver el embutido en la masa panificadora merece cierto reconocimiento. Para finalizar la minuta, llegaron una mini hamburguesas con queso disfrazadas de calabazas de la suerte. Por si esto no era suficiente, de postre nos ofrecieron un exquisito buñuelo de sesos de la chica de la curva —esto es, buñuelo de setas— para endulzar la sobremesa y, de recuerdo, una lápida sepulcral de galleta y azúcar.

Mentiría si dijera que cuanto comimos era digno de un restaurante de tres estrellas Michelín, y además la mentira sería muy evidente. Sin embargo, esta experiencia demostró cuánto influye el ambiente y el estado de ánimo en las sensaciones gastronómicas. Un rato de distracción, unos juegos entretenidos, algo de aprendizaje sobre vinos, unas tapas más que conseguidas… sumaron una grata experiencia en un marco sorprendente —cuya visita recomiendo—, todo ello por un total de 50€ la pareja (porque, obviamente, no fui solo), lo que se traduce en 25€ por ánima.

Pensaba terminar este comentario anotando los maridajes apropiados para cada una de las tapas, pero acabo de escuchar un extraño ruido en la ventana y suena el teléfono. Es muy raro, a estas horas…

Fotos:

Morales de Toro (Zamora) | Museo del Vino | Mesa dispuesta para la cata entre tinieblas
Mesa dispuesta para la cata entre tinieblas

Morales de Toro (Zamora) | Museo del Vino | Huevos de araña
Huevos de araña

Morales de Toro (Zamora) | Museo del Vino | Murciélago de queso
Murciélago de queso

Morales de Toro (Zamora) | Museo del Vino | Sarcófago de codorniz
Sarcófago de codorniz

Morales de Toro (Zamora) | Museo del Vino | Momia de salchicha
Momia de salchicha

Morales de Toro (Zamora) | Museo del Vino | Calabaza de la suerte
Calabaza de la suerte

Morales de Toro (Zamora) | Museo del Vino | Buñuelo de sesos
Buñuelo de sesos

Morales de Toro (Zamora) | Museo del Vino | Lápida sepulcral
Lápida sepulcral

Morales de Toro (Zamora) | Museo del Vino | Certificado de defunción
Certificado de defunción

Puntuaciones
Calidadwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Preciowww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Serviciowww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Overallwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com

Mapa:



Me gusta(1)No me gusta(0)

La Mar Salada (Zaragoza)

Podría empezar este post con un «Mecagüen la mar salada», pero nada más lejos de la realidad. Ya hemos ido a comer tres veces a esta restaurante. Solemos ir al que hay en el centro, en la C/ Cinco de Marzo, de Zaragoza, junto al Calamar Bravo. Normalmente reservamos antes para que no haya sorpresas. En esta ocasión, una voz de chica joven me tomó nota por teléfono de una manera muy peculiar: «gracias cariño, como digas rey, etc». Mesa redonda para cuatro, le dije. Colgué el teléfono con la sensación de que la comida iba a ser apoteósica, digna de mención.

Habitualmente pedimos unos entrantes y luego paella o fidegua para dos. En esta última ocasión, no hubo nada que negociar: dos paellas de arroz negro (para 4). Tuvimos un pequeño malentendido con la camarera respecto el término paella/paellera pero rápidamente llegamos a un consenso. La joven era muy maja (como decimos en Aragón), para muestra un botón: uno de los comensales (Óscar, no podía ser otro) se manchó con los mejillones y le pedimos el producto ese milagroso que tienen en todos los restaurantes. Ella entró a la cocina, y salió con tijeras en mano, a la vez que decía: «quitamanchas no tengo, si te sirve ésto».

En las fotos podéis ver que hay surtido variado de todo tipo de arroces (arroz negro, fideo negro, arroz meloso, fidegua, etc.) El servicio está bien, y el espacio físico agradable. Y en cuanto al precio, por 20-22 euros por persona te quedas como un marqués, directo para ir a la siesta.

Fotos:


Zaragoza | La mar salada | Entrada
Entrada

Zaragoza | La mar salada | Precios
Mantel / precios

Zaragoza | La mar salada | Rabas de calamar
Rabas de calamar

Zaragoza | La mar salada | Ensalada templada con langostinos
Ensalada templada con langostinos

Zaragoza | La mar salada | Sepia
Sepia a la plancha

Zaragoza | La mar salada | Arroz negro
Arroz negro con chipirones

Zaragoza | La mar salada | Fideo negro
Fideo negro

Zaragoza | La mar salada | Arroz meloso con cigalas
Arroz meloso con cigalas

Zaragoza | La mar salada | Arroz negro
Arroz negro

Zaragoza | La mar salada | Tarta de Santiago
Tarta de Santiago

Zaragoza | La mar salada | Tarta al whisky
Tarta al guisqui

Zaragoza | La mar salada | Ticket
Ticket

Zaragoza | La mar salada | Ticket
Ticket

Puntuaciones
Calidadwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Preciowww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Serviciowww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Overallwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com

Mapa:



Me gusta(1)No me gusta(0)

Restaurante El Balcón del Pirineo (Buesa, Huesca)

Hacía unos cuantos meses que no viajábamos y aprovechando que el viernes 4 de abril era festivo en el curro, decidimos ir un finde largo al Pirineo en plan tranquilo. Dejamos al niño con los abuelos y a eso de las 12 de la mañana, carretera y manta. A las 14:00 estábamos visitando Broto. Llevaba varios días lloviendo pero la estampa era preciosa (no me refiero a mi estampa, que también, sino al paisaje que pudimos contemplar). Ese viernes comimos en el Restaurante las Endrinas (en breve estará la crítica) y el sábado lo hicimos en el restaurante que regentaban los señores del Balcón del Pirineo, que era donde estábamos alojados.

El apartamento tenía unas vistas mejor que cualquier cabina de camionero, muy coqueto (el camionero no, el apartamento) y con un jacuzzi que ocupaba media habitación. Parking, TV, lector de DVD y wifi gratis. Muy apañadico que decimos en Aragón.

En un principio y como estábamos siguiendo una dieta rigurosa, con objeto de sacar a relucir este verano el trikini, dedicimos cenar en el susodicho -apartamento- y comer por ahí. Ya nos habíamos excedido el día anterior y estuvimos discutiendo (sinónimo de «hablar» en el nordeste de España) sobre la conveniencia o no de comer fuera ese sábado. Por un lado, las noticias que venían de la civilización no eran muy alentadoras. El ministro Gallardón hablaba de que ampliaba la figura del aforamiento a los miembros (esta vez sí, con perdón) de la casa real. Además, salía un informe de sabios que recomendaba la jubilación a los 75 años. Por otro lado, París y Nueva York habían quedado atrás y no habíamos sido seleccionados para el desfile de las pasarelas de moda. La decisión fue consensuada. El olor a brasa de leña hizo el resto. Éramos dos y no hubo empate.

Al tajo: Pedimos de primero una «Ensalada con queso de radiquero» para compartir, como a mí no me gusta el queso, pues una parte con queso y la otra sin queso. La ensalada la sirvieron en horizontal mirando al Norte (osease dirección Este/Oeste) por lo que yo creí que habían metido la pata hasta el fondo con el maldito queso. Pero no fue así. Mi acompañante giró el plato en un ángulo de 45 grados y se solucionó el problema. De ahí el refrán del color del cristal con que se mira. Realmente sólo había queso en una parte de la ensalada.

De segundo, ambos pedimos chuletillas de Cordero del Valle Broto, de lo mejorcito. Mmmm. Y de postre unos pedazos de bolas de helado artesano con nata que no se los saltaba un atleta de salto con pértiga (que si pongo el refrán, me trataréis de racista).

Todo ello, con una tapita de embutidos para antes de empezar a comer-podéis ver foto-, un vino Somontano Crianza Ballabriga Nunc, más café, y una invitación a chupito de pacharán de la zona, por 26 euros por barba. El servicio muy familiar, dicho sea de paso.

Fotos:


Buesa | El Balcón del Pirineo | Buesa
Entrada del pueblo: Buesa

Buesa | El Balcón del Pirineo | Valle
Vista desde la entrada del pueblo

Buesa | El Balcón del Pirineo | Vistas Pirineo
Vista desde el restaurante

Buesa | El Balcón del Pirineo | Carta
Carta

Buesa | El Balcón del Pirineo | Embutido
Aperitivo

Buesa | El Balcón del Pirineo | Ensalada
Ensalada con queso de Radiquero

Buesa | El Balcón del Pirineo | Ternasco
Cordero

Buesa | El Balcón del Pirineo | Ternasco
Más cordero del Valle de Broto

Buesa | El Balcón del Pirineo | Patatas fritas
Fuente de patatas fritas

Buesa | El Balcón del Pirineo | Vino Somontano
Vino Ballabriga Nunc Somontano Crianza

Buesa | El Balcón del Pirineo | Helado
Helado artesano de chocolate con nata

Buesa | El Balcón del Pirineo | Helado
Helado artesano de frambuesa con nata

Buesa | El Balcón del Pirineo | Café
Café con hielo

Buesa | El Balcón del Pirineo | Pacharán
Pacharán de la zona

Buesa | El Balcón del Pirineo | Ticket
Ticket



Puntuaciones
Calidadwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Preciowww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Serviciowww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Overallwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com


Mapa:


Me gusta(3)No me gusta(0)

Restaurante Alberto (Zaragoza)

Agradecemos a Ana Tilo la siguiente colaboración del Restaurante Asador Alberto

Celebrar una cena de navidad de amigas a finales de marzo tiene muchas ventajas, una de ellas es que puedes reservar el sitio que quieras sin ningún problema. Lo comprobamos este año y no es porque nos guste nadar contracorriente (que también) sino porque como coincidir todas es más difícil que decirle no a la Merkel….. nos pasamos un poco de fechas.

Para elegir el sitio y cómo nuestra economía está en recesión, miramos ofertas a través de Groupon, esa plataforma que ofrece descuentos y aparece un relojito de arena virtual avisándote de las horas, minutos y segundos que te quedan…. del plazo de 24 horas para conseguir el chollo de tu vida. Después de descartar varios y viendo que nuestro tiempo se agotaba al final nos decidimos por Restaurante Alberto situado en C/ Pedro María Ric nº 35, con un menú en el que incluía para 6 personas: 4 entrantes, 6 segundos platos y 6 postres, por 15 euros cada una con IVA, pero sin bebIDA, y allá que nos fuimos.

Lo primero que te encuentras al entrar al restaurante es una barra de bar y unas mesas algo cutres y anticuadas , sin embargo la zona de cenar que está apartada más adentro es acogedora aunque para mi gusto un poco desfasada en el tema de decoración (se nota que tuvo momentos de gloria por sus lámparas).

De entrantes pedimos: una Ensalada templada de queso y setas (correcta), Salmón marinado al eneldo con sus tostas (rico), Piquillos rellenos de pescado (muy buenos) y Brandada de bacalao (un poco salada), la cantidad fue apropiada para el grupo.
De segundo: Bacalao a la Vizcaína, Ternasco asado al Romero, Solomillo de lechón al oporto con frutos secos, Lubina al estilo Orio, y Lomo de merluza, en cantidades generosas y aunque estaban todos buenos, el ternasco fue el que triunfó.
De postre había gran variedad para elegir pero excepto una que se decantó por un trozo de tarta, las demás optamos por el sorbete.

El trato fue amable y el dueño incluso bromeaba de vez en cuando con nosotras, quizá ávido de captar clientes.

En general cenamos bien pero nos clavaron un poco en las bebidas ya que al final salimos por 24 euros cada una, un precio adecuado a la calidad y cantidad pero de chollazo nada .

Ah! un pequeño detalle, no merece la pena pagar por Groupon pues tienen un menú exactamente igual y al mismo precio llamado Ofertón colgado en la puerta del restaurante.

Fotos:


Zaragoza | Restaurante Alberto | Menú
Menú de la entrada

Zaragoza | Restaurante Alberto | Mesa
Mesa

Zaragoza | Restaurante Alberto | Ensalada
Ensalada

Zaragoza | Restaurante Alberto | Bacalao
Bacalao

Zaragoza | Restaurante Alberto | Salmón
Salmón

Zaragoza | Restaurante Alberto | Pimientos rellenos
Pimientos rellenos

Zaragoza | Restaurante Alberto | Brandada
Brandada

Zaragoza | Restaurante Alberto | Lámpara techo
Lámpara

Zaragoza | Restaurante Alberto | Foto grupo
Foto grupo

Puntuaciones
Calidadwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Preciowww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Serviciowww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Overallwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com

Mapa:



Ver mapa más grande

Me gusta(0)No me gusta(0)

Restaurante La Embajada Espacio Gastronómico (Zaragoza)

Últimamente en Zaragoza se están moviendo muchas historias relacionadas con las comidas. Ello nos obliga moralmente, tal como rezan nuestros estatutos, a participar en los acontecimientos y expresar opiniones. En esta ocasión se trata del XIV Certamen de Restaurantes de Zaragoza y Provincia. Os cuento brevemente. Se organizan los restaurantes en dos grupos. Los que ofrecen menús cerrados a 25€ y los que los ofrecen a 45€. Como recientemente habíamos estado en El Chalet y la crisis golpea fuerte, decidimos elegir un restaurante con el menú de 25. Elegimos entre nueve o diez establecimientos y el de La Embajada no tenía mala pinta, así que marchamos para allá en C/ Francisco Vitoria, 7 de Zaragoza (al lado del Bole).

El menú elegido fue el siguiente:

•Chispazo con boquerones a nuestra cerveza 1900 y sandía templada.
•Huevo a media cocción Diego Barbero con tierra crujiente de chistorra y cremoso de patata.
•Bacalao a baja temperatura con vichysoisse de guisantes y pañuelo de patata morada.
•Sorpresa de ternasco La embajada.
•Brownie con mermelada de borraja, helado de coco y sésamo negro garrapiñado.
•Agua mineral y vino Grandes Vinos y Viñedos

Al principio, cuando sacaron el boquerón con sandía, se nos cayó el alma a los pies. Nosotros somos más de morcilla y chorizo, y el plato era excesivamente pequeño. Sin embargo la cultura popular es muy sabia y a menudo el tamaño no importa. Estaba delicioso. Esa mezcla de sabores era exquisita y el binomio-dicotomía frío/caliente todo un acierto.

Los siguientes platos ya tenían un tamaño standard. El huevo a media cocción, el bacalao y el ternasco estaban de vicio. Y el postre, un brownie con mermelada de borraja, algo diferente, digno del broche final.

El servicio perfecto; nos iba explicando los platos y en cuanto quedaba vacío el vaso, los iba llenando, agua, tinto, blanco… Un acierto.

Fotos:


Zaragoza | La Embajada |
Restaurante

Zaragoza | La Embajada | Menú
Menú Carta

Zaragoza | La Embajada | Chispazo con boquerones
Chispazo

Zaragoza | La Embajada |
Boquerones a nuestra cerveza 1900 y sandía templada

Zaragoza | La Embajada | Huevo a media cocción Diego Barbero con tierra crujiente de chistorra y cremoso de patata
Huevo a media cocción Diego Barbero con tierra crujiente de chistorra y cremoso de patata

Zaragoza | La Embajada | Bacalao a baja temperatura con vichysoisse de guisantes y pañuelo de patata morada
Bacalao a baja temperatura con vichysoisse de guisantes y pañuelo de patata morada

Zaragoza | La Embajada | Sorpresa de ternasco La embajada
Sorpresa de ternasco La embajada

Zaragoza | La Embajada | Sorpresa de ternasco La embajada
Mas ternasco

Zaragoza | La Embajada | Brownie con mermelada de borraja, helado de coco y sésamo negro garrapiñado
Brownie con mermelada de borraja, helado de coco y sésamo negro garrapiñado

Puntuaciones
Calidadwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Preciowww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Serviciowww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com
Summarize why you chose this rating
Overallwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.comwww.dyerware.com


Mapa:


Ver mapa más grande

Me gusta(0)No me gusta(0)
Realidad aumentada
Layar
Archivo